Empezar de nuevo

12-oclock-happy-new-year

Soy una fanática declarada del 31 de diciembre; me encanta la fiesta de despedida de año y las oportunidades que representa. Me fascina pensar en las cosas que puedo mejorar en el siguiente año, los lugares que quiero visitar, las cosas que quiero aprender. Pero este año, y viendo el fin de año desde otra perspectiva, me he dado cuenta que como cristianos católicos tenemos la oportunidad de empezar de nuevo tantas veces como queramos.

La Iglesia nos regala el sacramento de la reconciliación, por ejemplo, una oportunidad de ‘depositar’ nuestras malas actitudes, nuestros fracasos, nuestras frustraciones, y empezar de cero, tras recibir el perdón que nos ofrece permanentemente nuestro Señor. Y aun cuando nuestros pecados no sean de ‘peso pesado’, podemos dejarlos sobre el altar en cada celebración eucarística tras pronunciar el acto de contrición.

También estamos invitados a pedir todo lo que nuestros corazones desean sin tener que esperar por un día ‘especial’, ni hacer ritos supersticiosos, como comer uvas o tirar agua a la calle. Con la oración, la contemplación y el rezo del rosario, entre muchos otros, podemos entrar en sintonía con Dios para ser escuchados y ‘escucharlo’ a Él, tantas veces en el año como necesitemos.

Por eso este año me he propuesto hacer resoluciones espirituales como amar al prójimo, perdonar (y perdonarme), dar muestras de aprecio y gratitud,  y rezar, rezar mucho más, para pedirle a Dios que me ayude a hacer Su voluntad.

Adicionalmente quiero seguir cultivando la felicidad a través del servicio: escribir en este blog con frecuencia, donar mi tiempo y talentos a mi comunidad parroquial y a quienes lo necesiten, ser mejor esposa y madre, y hallar alegría en el servicio a mi familia.

Estas son cosas que se pueden decir a la ligera, pero como cristianos sabemos que son difíciles de lograr por nuestras propias fuerzas, que el enemigo siempre tratará de desviarnos de nuestras metas y que solo agarrados de la mano de Jesús y de María podremos perseverar.

Que el año nuevo nos permita decir ‘cámbiame Señor’ y que nuestros corazones se abran a dicho cambio que se nos da de forma gratuita y tantas veces como queramos, pues el amor de Dios es eterno y para Él no hay medianoche.

Feliz y bendecido año nuevo.

 

 

Advertisements

2 thoughts on “Empezar de nuevo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s