¿Qué hacer?

Recientemente vi en mi newsfeed de Facebook un post del ministerio Ascension Press con un vídeo en donde el Padre Mike Schmitz explica cómo saber lo que Dios quiere en nuestras vidas. Cuando vi el post lo abrí lo más rápido que pude, pues me intriga saber la respuesta a esa pregunta: ¿qué quiere Dios de mi? ¿A dónde quiere que vaya? ¿Cómo quiere que actúe?

Pues bien, en dicho vídeo el Padre hace alusión a la salida del pueblo hebreo de Egipto, en donde Dios manifiesta su Gloria a través de una nube (Shekina) que sirve de guía y brújula en el camino por el desierto. De esta forma Moisés y su pueblo sabían claramente por dónde ir, qué hacer, cuándo detenerse y cuándo proseguir….tan solo obedeciendo los movimientos de la nube.

Y ahí está el secreto: la obediencia. Dice el Padre Mike en su charla que se imagina cuántas veces la nube estuvo detenida, quizás durante días, años, ¡décadas! ¿Quién sabe? Y mientras la nube permanecía inmóvil la desesperación y confusión del pueblo aumentaba. Pero solo les quedaba obedecer, esperar, confiar. Y eso es precisamente lo mismo que nos pide Dios hoy a todos nosotros: obedecer, esperar y confiar. Esa es la respuesta a la pregunta que nos hacemos constantemente y que me hizo ver el vídeo del Padre Mike.

¿Pero obedecer qué, a quién, cómo? Muy sencillo: obedecer los mandamientos, lo que nos pide la Iglesia, obedecer al hermano, a la esposa y al esposo….obedecer en congruencia con los mandamientos. Y esperar que Dios vaya manifestando Su Voluntad en nuestras vidas porque estamos en sintonía con Él y los hechos se irán revelando en la medida que obedezcamos.

Esto quiere decir que si vivo una vida de fe, una vida sacramental, si vivo de acuerdo a las bienaventuranzas Dios se manifestará en mi vida y contestará mi pregunta, me dirá qué quiere de mi. ¿Así de sencillo? Si, así de sencillo.

Puedo dar testimonio de esto: cuando vivo ‘pegada’ a Cristo, ‘pegada’ a los sacramentos, a la oración y siendo misericordiosa, Dios se manifiesta grandemente en mi vida. Me da señales que veo claramente, me envía ‘ángeles’ con mensajes que contestan mis preguntas y me dice firmemente qué debo hacer a través de la Palabra. El problema está en que no siempre estoy en esa sintonía; hago como la mosca que se deja atraer por la luz falsa y me desvío de la luz verdadera que es Jesús y es ahí cuando llega la desesperanza y la incertidumbre y vuelvo a preguntar con un grito desesperado ‘¿qué quieres de mi Señor?’….A lo que Él contesta: que me obedezcas.

Y pensándolo bien, siempre les digo a mis hijas que a través de la obedeciendo se demuestra el amor. Debo aplicarme la lección y ser más obediente con Dios, con Su Iglesia y con el prójimo. Dejar a un lado la soberbia y simplemente obedecer. Y si la nube no se mueve, esperar y confiar, porque el que obedece no se equivoca.

Advertisements

One thought on “¿Qué hacer?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s