Martirio social

thumbs down

Durante estos últimos tres días la Iglesia ha celebrado la vida y santidad de tres mártires de los inicios de le era cristiana: San Sebastián, Santa Inés y San Vicente. Esta secuencia en el calendario litúrgico me ha hecho pensar en el martirio, y las duras pruebas que tuvieron que pasar los primeros cristianos.

San Sebastián, por ejemplo, fue atacado a flechazos por confesar la fe cristiana y catequizar a miembros del ejercito. Santa Inés fue decapitada por proteger su integridad y pureza ya que querían desposarla a los tiernos 12 años. Y San Vicente fue capturado y torturado por predicar la fe. Ciertamente no lo tenían nada fácil estos primeros bautizados.

Gracias a la sangre derramada por estos primeros confesores de nuestra fe, los cristianos vivimos hoy día con pocas amenazas a nuestras vidas. Nos congregamos, realizamos nuestros ritos, participamos de nuestras celebraciones, y vivimos amparados y protegidos por la Iglesia. En la mayoría de los países nadie mata a nadie por ser cristiano, aunque si hay hermanos que ven sus vidas cegadas por la violencia extremista. Pero, por lo general, los cristianos vivimos y confesamos nuestra fe con tranquilidad.

No obstante muchos vivimos otro tipo de martirio: el martirio social. Muchos hemos sufrido quiebres en nuestras relaciones por vivir una vida de fe y de cara al Evangelio. Muchos hemos sido rechazados por nuestros amigos, colegas y hasta nuestras familias por nuestras convicciones, por vivir realmente la vocación cristiana. Se de muchas madres que deciden quedarse en casa criando a sus hijos y son crucificadas por otras mujeres a causa de esa decisión. Tantísimas otras que tienen que vivir con las miradas acusatorias y comentarios fuera de lugar por tener cuatro, cinco o seis hijos, por estar abiertas a la vida, por confesar con valentía que no se operarán y que no utilizarán métodos anticonceptivos.

Muchos otros son asesinados por las lenguas de sus amigos y compañeros, por no participar de x o y actividades que no se ciñen a la vida cristiana, o por no ir a ciertas fiestas o reuniones porque chocan con sus compromisos religiosos. Otros nos llaman ‘hipócritas’ porque hemos cambiado nuestro estilo de vida y nos recuerdan que ‘antes’ éramos de esta o aquella manera. Nos decapitan de sus vidas, se burlan de nosotros y nos lanzan flechas de sarcasmo… Esto es lo que llamo el martirio social. ¡Bendito martirio!

¿Y qué hacer ante estas flechas de rechazo y odio, ante estas espadas de sarcasmo y crítica, ante estas cárceles de segregación? Pues confesar con más fuerza al Señor, orar por nuestros verdugos y hallar consuelo en la mirada protectora de María, Reina de los Mártires. Y agradecer, agradecer a Dios por estas personas que nos denuncian y critican solo porque amamos al Señor de la Vida. Que para Él sea siempre la Gloria, pues esto nunca debe ser motivo de orgullo o razón para engordar nuestro ego, ojo.

Mientras estemos con Dios y vivamos de cara al Evangelio tendremos persecución, y aunque ya no son balas, flechas ni espadas, sino quiebres de relaciones, rechazos y mensajes sin contestar, debemos creer en la promesa de Dios. Como dijo el Papa: “Todas las personas que el Espíritu Santo elige para decir la verdad al Pueblo de Dios sufren persecuciones. Y Jesús es precisamente el modelo, el icono. Ha tomado sobre Él todas las persecuciones de su Pueblo. Y todavía hoy los cristianos son perseguidos. Me atrevo a decir que quizás hay igual o más mártires ahora que en los primeros tiempos, porque a esta sociedad mundana, a esta sociedad algo tranquila, que no quiere problemas, le dicen la verdad: le anuncian a Jesucristo.”

Que el Señor nos ayude a abrazar la cruz del martirio social para resucitar con Él y disfrutar con alegría el haber anunciado el Evangelio.

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s