Modestia (no) aparte…

imgp7017

Desde hace algunas semanas vengo participando en diferentes foros y blogs de mujeres católicas, en los cuales se discuten temas que nos interesan y preocupan a muchas de las mujeres que tratamos de llevar una vida de fe. Uno de estos temas es la modestia al vestir: cómo debemos vestir dentro y fuera de la Iglesia, cómo debemos inculcarle la modestia a nuestros hijos y cómo debemos hacer corrección fraterna, de ser necesario, cuando vemos hermanos que se desvían de estas normas de convivencia.

Esto me ha hecho investigar y leer más sobre el tema y, para mi sorpresa, son muchísimas las mujeres que buscan opciones de moda que se ciñan a las normas de modestia y pudor: faldas un poco más largas y amplias, camisas con mangas y blusas no escotadas y sin transparencias, etc. He encontrado hasta marcas de ropa cuyas líneas ofrecen prendas 100% modestas y,  hace apenas dos días, vi un artículo acerca de una adolescente que está pidiéndole a las marcas tradicionales y juveniles, como Forever 21 y American Eagle, que incluyen en su oferta ropa menos escotada y corta.

En esta investigación también busqué qué dice la Iglesia al respecto y hasta me topé con varios mensajes en torno al tema confiados por la Santísima Virgen a sus videntes. Ha dicho la Virgen: “La impureza de corazón es fomentada por las acciones lujuriosas, hijos Míos.  No sólo pecáis, sino forzáis a otros al camino de la destrucción por vuestras acciones.  Madres e hijas, mujeres del mundo, debéis ser un ejemplo de pureza y de piedad para vuestros hijos.  Es sólo por vuestras acciones como padres de familia que vuestros hijos aprenderán”.

Es que, a mi entender, la función principal de la modestia es demostrarle amor a nuestros hermanos, reconociendo que la carne es débil y tiende al pecado. Si podemos evitar que nuestros hermanos tengan pensamientos lujuriosos estamos haciendo el bien, estamos dándoles un servicio. Igualmente la mente es cruel y tiende al chismorreo, por eso también la modestia nos sirve para evitar que otros pequen con comentarios o pensamientos de crítica y murmuración.

Por eso la modestia debe ser parte importante de la vida de la mujer católica, porque es una forma de servir. Y se que este es un tema muy controversial y muchos pensarán que estoy promoviendo que nos vistamos como santurronas, tapadas del cuello a los tobillos, pero no es así, ese no es mi mensaje. Dios sabe que no practico la modestia tanto como debería, pero mi punto es que debemos pensar en el otro antes de salir a la calle, pensemos en lo que estamos exponiendo, en los pensamientos que podemos despertar con nuestra imagen, en lo que le estamos enseñando a nuestras hijas con nuestro ejemplo.

Lo mejor de todo es que tenemos opciones. No tenemos que vernos como mujeres del Siglo 18 para vestir de forma modesta. Solo tenemos que vernos como mujeres que aman y sirven a su prójimo.

Creo que es hora de ir de compras. Hasta luego.

Advertisements

One thought on “Modestia (no) aparte…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s